Remotear, la nueva plataforma virtual para encontrar tu próximo trabajo

Desde Pipe elaboramos una plataforma para encontrar trabajo remoto o híbrido y talentos que busquen desarrollarse de manera profesional. A través de la inteligencia artificial el sistema encuentra los perfiles que mejor se ajustan a cada puesto de trabajo. 

El mundo viene cambiando hace ya varios años y en consecuencia, la metodología de trabajo también. Tras la pandemia por el Covid-19 y la imposibilidad de ir a las oficinas, este proceso se aceleró y las personas tuvieron que adaptarse inmediatamente a una forma de trabajo prácticamente desconocida o poco implementada por los empleadores: el teletrabajo. 

A partir de que una gran parte de la población experimentara trabajar de manera remota, desde Pipe y en conjunto con Luciana Aldana, Co-Founder y CGO de Remotear, encontramos que los trabajadores valoraban mucho trabajar desde sus casas y al momento de buscar trabajo priorizaban que fuera remoto. De esta forma, nace Remotear, una plataforma a medida pensada para ofrecer una solución.

Aquellos que tienen la posibilidad de trabajar de manera remota o híbrida resaltan que haciendo home office son más productivos combinando la comodidad de estar en casa con el trabajo. En nuestro caso, desde Pipe nos encontramos constantemente en crecimiento de equipo y Remotear es nuestra herramienta para encontrar esos nuevos talentos.

Es una plataforma de trabajo remoto e híbrido que pretende ser un puente entre el talento y una oportunidad laboral cruzando fronteras. Así, buscamos democratizar la oferta de trabajo remoto para que las personas talentosas, sin distinción de género, edad, nacionalidad, estado civil, entre otras; puedan trabajar desde cualquier parte del mundo solamente con acceso a Internet.

Remotear trabaja con una inteligencia artificial, llamada REMI que favorece a hacer el match perfecto entre el perfil profesional y el puesto de trabajo. Esta prioriza el talento y la igualdad de oportunidades para que más personas talentosas puedan trabajar desde cualquier rincón del mundo.Esto lo hace un proyecto tecnológico innovador, inclusivo, respetuoso y de impacto social. 

¿Por qué y cómo elegir un Software a medida?

En Pipe les ofrecemos a nuestros clientes un software a medida para que su empresa pueda alcanzar resultados exponenciales. Buscamos que a través de nuestros sistemas, elaborados según el rubro del negocio, las necesidades y los objetivos; encuentren mayor eficiencia en la automatización y en la productividad de las tareas.

Nuestro servicio consiste en crear softwares a medida que se adapten a las necesidades concretas, presentes y futuras de nuestros clientes. En todos los casos, este es diseñado teniendo en cuenta los procesos, desafíos y el perfil del negocio. Tanto es así que el sistema se adapta a la empresa y es preparado para hacer exactamente lo que la compañía necesita. 

El software a medida provoca, inicialmente, importantes cambios dentro de la diaria de las empresas. Sin embargo, tiene muy buenos resultados a largo plazo porque es diseñado y desarrollado para adaptarse al crecimiento de cada negocio.

En algunos casos, hay empresas que optan por un software enlatado por un tema de rapidez o de costos, pero luego con el mantenimiento, el presupuesto termina igualándose al de uno elaborado medida. En su mayoría, el software empaquetado no puede ser customizado a las necesidades de los procesos del cliente debido a su característica genérica. 

Cabe destacar que el sistema que se realiza especialmente para cada negocio cuenta con atención personalizada. Por lo que, en caso de que surja alguna falla es atendida de manera inmediata. Existe un equipo especializado, con conocimiento en tecnología y en el rubro del cliente para poder solucionar cualquier inconveniente propio del sistema.

El software a medida es una herramienta fundamental y destacable para las empresas porque ayuda a disminuir costos operativos y agilizar procesos; en consecuencia, ahorrar tiempo y mejorar la productividad. 

EL ABC DE SISTEMAS: ACTUALIZARSE, PERFECCIONARSE E INNOVAR

En un mundo lleno de transformación, es crucial estar informados y actualizados. Desde nuestra empresa, impulsamos a nuestros colaboradores a aprender sobre nuevas tecnologías y tendencias para potenciar los conocimientos ya adquiridos. Desde Pipe complementamos la tecnología y el conocimiento en distintos rubros para ajustarnos a cada proyecto y darle un valor diferencial.

Las Tecnologías de la Información son parte de nuestra cotidianeidad, facilitan tanto nuestra vida personal como profesional. En Pipe, como somos una empresa de fabricación de Software, es importante estar al pie del cañón cuando se trata de nuevas tecnologías para estar listos, dar el próximo salto y ofrecer un servicio innovador y útil. 

Estos cambios nos llevan a estar en constante aprendizaje y a perfeccionarnos. Es por eso, que consideramos fundamental e incentivamos a nuestros colaboradores a asistir a Webinars, conferencias, realizar cursos, que permitan expandir nuestro horizonte. De esta forma, no solo logramos tener un equipo actualizado, sino que también podemos ofrecer conocimiento y un software con las últimas tecnologías. De esta forma, buscamos lograr la gran diferencia.

Asimismo, es importante buscar la innovación in house, es decir, buscamos innovar desde adentro. A cada nuevo proyecto le agregamos nuestra impronta, aportamos un valor diferencial a partir del conocimiento y la actualización tecnológica que vamos adquiriendo con distintas herramientas y a través del tiempo. 

En Pipe, logramos la combinación perfecta entre la tecnología y el conocimiento sobre distintos rubros, lo que nos permite ofrecer un servicio integral y a conciencia en cada desafío. Potenciamos al máximo nuestro expertise para brindar una solución innovadora y acorde a cada tipo de negocio.

EMPRENDER ES APRENDER Y CRECER

El camino del emprendedor está combinado por un torbellino de emociones. Somos apasionados y estamos convencidos de lo que hacemos, lo que nos hace felices, pero también existen ciertas dudas y miedos que nos hacen ser más prudentes. En estos 12 años no todo fue fácil, la clave fue mantener la calma para tomar decisiones certeras y sin apuros.

Fundamos Pipe en 2013, pero el sentimiento emprendedor comenzó desde que éramos muy jóvenes. Tanto es así, que en muchos momentos la edad nos podía jugar en contra. Uno de los founders de Pipe cuenta entre risas: “A los 20 años estaba empezando mi primer emprendimiento, tenía que contactarme con un abogado y me sentía en inferioridad de condiciones para hablar con él”. Sin embargo, agregó que el ánimo emprendedor te empuja, hace que te tires a la pileta y te obliga a dejar atrás todas esas inseguridades y miedos.

Desde nuestra experiencia aprendimos que lo más importante es caminar con pasos firmes, sin apresurarse ni correr. En Pipe, antes de hacer intentamos pensar bien todo, analizar los riesgos y oportunidades de arriba a abajo para lograr avanzar por el camino más seguro en pos de alcanzar los objetivos que nos propongamos. 

Debido al contexto complejo e incierto, se hace difícil emprender en la Argentina, y en consecuencia nos enfrentamos a una gran dificultad… Hacer que las personas se pongan la camiseta de la empresa, confíen y apuesten al proyecto. Sin embargo, aprendimos que el primer paso es estar convencidos desde nuestro lado, como fundadores, para lograr contagiar el compromiso y los valores.

Nosotros tenemos como objetivo que los colaboradores de Pipe se sientan parte y sean conscientes de que su trabajo aporta valor y  nos permite crecer día a día. Finalmente, habiendo enfrentado varias tormentas, hoy, nuestro equipo está consolidado y se encuentra remando hacia el mismo lado.

HACIA LAS TENDENCIAS: EL TRABAJO HÍBRIDO

Al ser una empresa de soluciones tecnológicas uno de nuestros mayores desafíos es estar actualizados e implementando las últimas tendencias. Debido a la pandemia, nos vimos obligados a cambiar la modalidad de trabajo y decidimos apostar a esta. Tanto es así, que actualmente trabajamos de forma remota, pero proyectamos hacia una modalidad híbrida.

Inicialmente en Pipe trabajábamos de manera presencial en oficinas ubicadas en Pilar con un horario estipulado, tal cómo lo hacían la mayoría de las empresas. Sin embargo, poco tiempo antes de que llegue el Covid-19 los dueños habían comenzado a pensar en incluir un día de Home Office como un beneficio; pero con la pandemia todo cambió. 

Todos nos vimos obligados a trabajar desde nuestras casas pensando que en 15 días íbamos a volver a la oficina, pero como ya sabemos, eso no sucedió y cada vez eran más los días que pasábamos en nuestras casas. Tanto es así, que se tomó la decisión de dejar a un lado la oficina y que Pipe continúe su trabajo de manera 100% remota.

Esta situación trajo sus ventajas como la posibilidad de poder integrar gente en cualquier parte del país, federalizando la oportunidad de trabajo y permitió la contratación de personas de distintas partes del país como Tucumán, Córdoba e interiores de la Provincia de Buenos Aires. Mientras trabajábamos con presencialidad, no sumábamos candidatos que no fueran de la zona por un solo motivo: no poder asistir a la oficina.

Actualmente, se piensa en un modelo híbrido en el que se pueda combinar el trabajo de oficina con el remoto. Para lograr potenciar al máximo los beneficios de cada modalidad y de esa forma tener un mejor desempeño por parte de toda la empresa generando el mix perfecto de la presencialidad y la comodidad de trabajar desde casa.

PIPE, UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Pipe comenzó como un sueño de 2 amigos hace 14 años. El deseo de emprender los llevó  a tener su propia empresa que tuviera los valores que ellos consideraban importantes y con los que se sintieran identificados. La empresa se fundó en el 2009. Actualmente, brinda un servicio nacional e internacional. Además, tienen clientes y personas trabajando en distintas partes de LATAM que contribuyen al crecimiento. 

La empresa está conformada por dos socios, ambos Ingenieros en Sistemas. Se conocieron trabajando en relación de dependencia y a los pocos días de ser compañeros de trabajo, sintieron que había una conexión y una sinergia especial. Los dos se encontraban en búsqueda de potenciar sus conocimientos y experiencias así que comenzaron a soñar en  un emprendimiento juntos. Su deseo era tener una empresa que tenga los valores que ellos comparten y con la que se identifiquen. 

Tanto es así, que lograron fundar Pipe hace 13 años convencidos de que juntos iban a poder crecer y lograr esa empresa que tanto desearon. “Cuando dos personas van para el mismo lado, se potencian”, aseguran los dueños de Pipe. Empezaron brindando servicios nacionales, y en la actualidad, también los ofrecen para otros países. 

Pipe busca, no solamente dar un servicio a sus clientes, sino ser partners de ellos. Tienen dos pilares fundamentales para hacer crecer cualquier negocio. Por un lado, el conocimiento tecnológico y de software que trae Pipe consigo mismo y por el otro, la permeabilidad para conocer y entender el negocio. Buscan comprender de lleno la problemática de cada cliente para poder brindar soluciones exitosas acorde a cada rubro con tecnología y conocimiento. Los dueños señalan: “Nos metemos a aprender la lógica de negocio de cada empresa. De esta manera, entendemos cómo funciona ese rubro y en base a eso buscamos brindar la mejor solución”. 

Pipe se inserta en la diaria de cada cliente para entender cómo funciona y cuáles son sus falencias. A partir de esto, entendiendo el problema y teniendo un amplio conocimiento en tecnología buscan desarrollar una solución y con su asesoría, velan por el crecimiento del cliente.

Comenzaron con el proyecto siendo solo ellos, luego incorporaron dos personas más al equipo y actualmente tienen alrededor de 25 colaboradores que trabajan desde distintas partes del país enriqueciendo con su conocimiento y cultura al equipo. Además, lograron expandirse y captar clientes internacionales que favorecen al crecimiento de la empresa. 

Actualmente Pipe ofrece una variedad de servicios personalizados para cada cliente y sobre todo software factory, en el que se dedican a fabricar software a medida según cada problemática.