HACIA LAS TENDENCIAS: EL TRABAJO HÍBRIDO

Al ser una empresa de soluciones tecnológicas uno de nuestros mayores desafíos es estar actualizados e implementando las últimas tendencias. Debido a la pandemia, nos vimos obligados a cambiar la modalidad de trabajo y decidimos apostar a esta. Tanto es así, que actualmente trabajamos de forma remota, pero proyectamos hacia una modalidad híbrida.

Inicialmente en Pipe trabajábamos de manera presencial en oficinas ubicadas en Pilar con un horario estipulado, tal cómo lo hacían la mayoría de las empresas. Sin embargo, poco tiempo antes de que llegue el Covid-19 los dueños habían comenzado a pensar en incluir un día de Home Office como un beneficio; pero con la pandemia todo cambió. 

Todos nos vimos obligados a trabajar desde nuestras casas pensando que en 15 días íbamos a volver a la oficina, pero como ya sabemos, eso no sucedió y cada vez eran más los días que pasábamos en nuestras casas. Tanto es así, que se tomó la decisión de dejar a un lado la oficina y que Pipe continúe su trabajo de manera 100% remota.

Esta situación trajo sus ventajas como la posibilidad de poder integrar gente en cualquier parte del país, federalizando la oportunidad de trabajo y permitió la contratación de personas de distintas partes del país como Tucumán, Córdoba e interiores de la Provincia de Buenos Aires. Mientras trabajábamos con presencialidad, no sumábamos candidatos que no fueran de la zona por un solo motivo: no poder asistir a la oficina.

Actualmente, se piensa en un modelo híbrido en el que se pueda combinar el trabajo de oficina con el remoto. Para lograr potenciar al máximo los beneficios de cada modalidad y de esa forma tener un mejor desempeño por parte de toda la empresa generando el mix perfecto de la presencialidad y la comodidad de trabajar desde casa.